martes, 16 de junio de 2009

HOy llueve por dentro...


Hoy ha sido un día raros de esos que amanece soleado, atardece nublado y anochece lloviendo, sí, soy de esas personas que cuando llueve se ponen un poco tontas o melancólicas como prefieran llamarlo…

La lluvia, siempre me pone un poco melancólica y me recuerda a otros tiempos mejores, tiempos donde el invierno no era tan frío ni la lluvia mojaba tanto.

Hoy me ha pasado algo curioso, en la biblioteca, vi a mi ex, después de siglos!, se sentó dos filas más allá de mí, ni nos vimos, ni nos saludamos, ni nos miramos …, pero sin embargo, compartimos un espacio y un tiempo a la vez .

Esto siempre me ha parecido curioso, ¿cómo puede ser que dos personas que hayan compartido tantas cosas juntos, ahora se ven y es como si no supiesen quienes son?, se sientan a nuestro lado, pero son como desconocidos y lo digo de verdad, no por decir, no estoy dolida, ni estamos enfadados ni nada de nada (o por lo menos yo hacia él), es que simplemente, no nos reconocimos, estamos tan diferentes y ha pasado tanto tiempo (mucho)…

Pero, sin embargo, hoy he recordado muchas cosas que tenía guardadas en el baúl de los recuerdos, me refiero a los pequeños momentos, a esos abrazos en mitad de la fría noche, esos besos bajo la lluvia que parecían interminables, caricias (por aquello de dar calor), etc…

En fin, y ya para concluir, que cuando llueve y una no tiene pareja, se pone un poco sensible ¿a quién no le ha pasado esto alguna vez?, por otro lado, ¿alguna vez volveré a sentir ese calor?

Saludos lluviosos desde Canarias


6 comentarios:

Enrique Carrera dijo...

La verdad es que nunca he terminado de entender ciertas actitudes. A no ser que la cosa haya acabado como el "rosario de la aurora", no hay sentido para ignorarse. Por mucho que cambieis, siempre os reconocereis. Y siempre puede haber un hola.

No dudes en que volverás a sentir ese calor. En cuanto dejes de buscar.....

Un saludo.

Sandra dijo...

La lluvia de por si es melancolica, y cuando el corazon esta convaleciente, esa melancolia se hace mayor.

Claro q algun dia sentiras ese calor. Descuida!! ;)

Besos.

Take it easy! dijo...

Que llueva cuando no has de salir de casa... ¡Es impagable! Me encantan los domingos lluviosos sentando en el sofá.


Aish... el extraño fenómeno de las hojas en blanco. Yo odio esa sensación. Quedar o ver a alguien con el que tiempo atrás compartistes muchiiisimas cosas. Secretos, confesiones, besos, abrazos, caricias, orgasmos... y encontrarte que te paras a hablar con esa persona y no hay nada. De lo que había entre vosotros no quedan mas que recuerdos, pero la confianza se ha evaporado y con ella todo rastro de compenetración, de conocimiento mutuo. Las conversaciones se vuelven vacías, no sabes de que hablar y no puedes pensar en otra cosa que en acabar la conversación.

¡Odio las hojas en blanco!

Claro que volveras a sentir ese calor, todos los que estamos solos lo haremos tarde o temprano. De todas formas hace unos meses reflexioné sobre las causas de estar solo y llegue a la conclusión que hay dos razones para ello: "La decisión propia o la propia indecisión" ¿Cual es la tuya?

Un besazo wapisima!

Saltinbanqui dijo...

Cuando llueve en pareja es taaaaaan romantico como triste es q llueva sin ella.

:(

Consejero dijo...

Nada son casualidades si no surgio un hola no le des mas vueltas a las cosas , no tienes porque hacerlo.

Me gusta tu Blog lo leo siempre que vengo al trabajo para empezar bien jeje.

Un saludo

Perfectamente imperfecta dijo...

Gracias consejero!!!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...