domingo, 5 de julio de 2009

NO me gustan las motos...



Eras rubio, apuesto, guapo, tranquilo, paciente, ojos azules, apuesto, cuerpito de motorista (te encantaban las motos), blanco de piel, (casi albino, decía la gente) y con la sonrisa siempre puesta.

Te fuiste un 2 de febrero, día de las fiestas principales de mi pueblo, de tu pueblo, día de fiesta para ti y para los tuyos, una semana antes de tu boda, una semana antes de casarte con tu novia de toda la vida… Amigos desde la infancia, familias en común y toda una vida por delante…

Te fuiste cuando yo tenía tan solo 4 años, no te recuerdo bien, pero , hoy, sin saber por qué, me he acordado de ti, eras mi tío, mi amigo, mi protector, mi compañero de juegos, el que me traía regalos, el que siempre, siempre me hacía cosquillas y me hacia sonreír…

A pesar de mi corta edad, ese día lo recuerdo perfectamente, pero ahora no quiero recordar malos momentos ni el motivo del accidente, ni las lágrimas, ni las consecuencias, ni los años sin ti, sólo quiero que sepas que desde ese día no me gustan las motos, no me gustan nada las motos y que siempre me acordaré de tí, aunque sólo sean pequeños flashes como éste.


9 comentarios:

Consejero dijo...

:8 lo siento, La verdad k tienes razon las motos estan mal , ya con cual quiere cosa k seas tu mismo que aga mal o otro tipo de incidente la moto siempre sera el mal parado, eso es cierto,

Bueno nada que comentar cuidate

pd:Toda mi vida quise una moto y aora que tengo el momento ( creo ) llevo ahorrando mucho tiempo para una y ya tengo casi el dinero ahorrado , en un mes espero comprarla :(

Un saludo

Menda dijo...

Un beso, niña.

Lo siento.

YaS dijo...

Lo mejor de todo, es que te quedaste con un buen recuerdo y con una lección aprendida!!!
Besotes!!

Enrique Carrera dijo...

Es comprensible que le tengas aprehensión a las motos. Cuando un familiar tuyo, o tú mismo/a sufre(s) un accidente grave, el cuerpo reaccióna generando una sensación de miedo.

Yo, llevo ya un año con mi moto. Y ya pertenezco al club de los motoristas que ya se han caido. Como todo, la moto tiene sus beneficios y sus inconvenientes. Pero tiene algo emocional. Estás más expuesto (y lo sabes), en invierno pasas un poco de frio, si llueve te mojas, no puedes poner musica, y te golpean los mosquitos. Entonces... ¿porque motivo estoy deseando cogerla y tenerla entre mis manos?

Mi recomendación es más fácil de decir que de hacer. Bueno, yo si la sigo, pero es cuestión de caracter. No permitas que los eventos de tu vida condiciones tus actos. La culpa del accidente seguro (pero segurísimo) que no fué culpa de la moto.

Disfruta de la vida....

Take it easy! dijo...

Yo perdí a un primo que tenía 19 años por la misma razón. Desde entonces las motos en mi familia estan prohibidas. Algo que hasta hoy he respetado, aunque reconozco que si un dia se tercia me compraré una, pero sólo para ciudad. En carretera me encanta el coche.

Un beso wapisima

LUCIA-M dijo...

Lo siento niña precioso escrito me encanto con que ternura lo escribiste
Donde quiera que este se que él te cuidara.
Un beso grande.
A mi tampoco me gustan las motos.

MAG dijo...

Seguro está feliz de que lo recuerdes.

Abrazo

Sandra dijo...

Nunca nunca te olvides de tu tio, porque esa es la manera de que siempre esté con vosotros.

A mi me encantan las motos, pero reconozco que pones tu vida en peligro, que la carroceria eres tu, y que en un descuido....

Muchos besos.

Lucía dijo...

Qué triste :(

Lo siento

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...